Chanchos Deslenguados, la feria de vinos que camina a la madurez

Tras la realización de su edición número 16, se puede afirmar que la feria de vinos Chanchos Deslenguados camina a paso firme hacia la mayoría de edad y la madurez. Y es que a cada versión de esta entretenida y didáctica muestra de vinos, se constata y disfruta de una otra mirada del mundo del vino, un enfoque más innovador, más espontáneo, alegre y acogedor.

Ya han pasado varios años desde que se convocó a la primera edición de Chanchos Deslenguados, cuando el slogan era Vinos sin Tabú, invitando a conocer y disfrutar de vinos producidos a pequeña escala y con mínima intervención en bodega.

Sebastián Alvear, el creador de Chanchos Deslenguados, sigue a la cabeza de esta feria y siempre hace posible, con su convocatoria e indagación, que los asistentes conozcan a nuevos productores de vinos, con estilos y propuestas muy diversas pero con el denominador común de ser apasionados por el vino y pequeños productores.

Alvear ha sabido mantener ese toque de innovación, presentando siempre a nuevos productores con sus vinos y también manteniendo un número importante de expositores que ya son una “tradición” en esta feria de vinos.

En la recién pasada edición 16, realizada en el Restaurante Lucila de Nosotros, en el GAM, el ambiente en la feria era el de siempre: acogedor, cómodo y simple, sin tumultos ni impertinencias de ningún tipo, y esto último creemos es porque los Chanchos nunca han convocado a esos asistentes a eventos de vino que buscan beber sin límite, sin importar lo que están tomando, sino es un público que busca aprender, en el caso de los más novatos, un público interesado en conocer nuevos productores y sus vinos, y un público más avezado que se entera de nuevos proyectos y se sorprende con vinos de muy variados estilos.

Es loable el esfuerzo de Sebastián Alvear y equipo, y también se aplaude el apoyo de pequeños productores que siguen exponiendo en la feria y a los nuevos que depositan su confianza en la organización. Y sin duda los objetivos se alcanzan, con un público interesado, alegre y que disfruta de los vinos, tanto en las degustaciones como en las ofertas para llevarse un par de botellas a casa.

Sin exagerar y aunque es una apreciación personal, se puede afirmar que Chanchos Deslenguados es la feria de vinos más entretenida del país, donde se pueden conocer nuevos vinos y productores, disfrutar de buena música, grato y alegre ambiente y siempre en dimensiones acotadas y público interesado y entusiasta.

Otra característica de los Chanchos es que es itinerante, o sea, a cada edición cambia de lugar, algunos más amplios otros no tanto pero todos con un estilo y sello que marca esta feria: ambiente acogedor, cómodo y donde siempre hay gran confraternización de los asistentes. Es una feria de vinos alegre, entretenida, amena y con muy buenos vinos que sorprenden a cada edición, tanto de experimentados expositores como novatos que debutan en la feria.

En la edición 16 podemos destacar, entre otros, al ya “tradicional” productor Arnaud Faupin, un francés radicado hace décadas en Chile, con esposa e hijos chilenos, que muestra sus singulares y naturales vinos del Valle del Choapa, donde a pocos metros del río del mismo nombre, en la precordillera de ese hermoso valle del norte chico, tiene unas cuantas hectáreas que conforman su viña, Vitivinícola Alpa, de cuyos vinos destacamos el vino Loica, un elegante, delicado y natural Syrah, y también un singular y exquisito Viognier.

Otro productor siempre presente es Villalobos, pequeña viña familiar de Lolol que sorprende con exquisitos y suaves vinos Carignan y Cinsault; también Julio Donoso (Montsecano) y sus excelentes Pinot Noir de Casablanca; Emeric Montignac y sus chispeantes vinos blancos; y González Bastías con sus ya consagrados vinos Naranjo y País, y con un riquísimo Asoleado.

Javiera Ortúzar con sus Vinos de Autor nos sorprendió con un Petit Verdot exquisito, así como el elegante pero característico País Huingan, de Quirihue (Orlando Fariña); los innovadores vinos de Aynco, de Yumbel y Arauco; los delicados espumantes Inicio de Ornella Pastene (OC Wines), y el excelente Pedro Ximenez PX # 1 de Colectivo Mutante.

Larga vida a los Chanchos Deslenguados, que sigan los expositores “tradicionales” mostrando nuevas añadas y que se incorporen nuevos productores para sorprender a apasionados amantes del vino que van engrosando con nuevas generaciones el escenario vitivinícola de Chile. Salud !!

(Alejandro Tumayan – todovinos.cl)