FEV: Bodegas españolas definen sus futuros objetivos

El presidente de la Federación Española del Vino (FEV), Miguel A. Torres, ha presentado ante los medios los principales ejes de actuación de la organización bodeguera para los próximos meses, en tres ámbitos clave para el sector: internacionalización, recuperación del consumo en España, lucha contra el cambio climático y desbloqueo de la instalación de paneles de energía solar para las bodegas.

En su primera comparecencia pública tras ser elegido presidente de la principal organización bodeguera española, Torres ha destacado las buenas cifras que llegan para el sector desde el exterior, que en el primer semestre de 2017 alcanzó el récord en facturación en exportación desde que hay registros, con un valor de 1.320 millones de euros. Estos datos positivos vienen acompañados de un ligero incremento del precio medio del producto en la exportación, uno de los grandes retos del vino español.

En opinión de Torres, esta tendencia positiva viene a refrendar la idea de que “España tiene grandes vinos que pueden competir con los mejores del mundo”. En este sentido, ha anunciado que la FEV está barajando la idea de plantear una acción a las autoridades pertinentes para apoyar a los restaurantes españoles en el extranjero, grandes embajadores del vino español.

En contraste con las cifras buenas cifras en exportación, el presidente de la FEV se ha referido también a los bajos niveles de consumo en nuestro país ya ha recordado que ya se están poniendo las medidas para revertir esta tendencia a través de la Interprofesional del Vino, cuya primera gran campaña de promoción del consumo de vino podrá verse a partir del próximo mes de noviembre.

Para el presidente de la FEV, la recuperación del consumo cotidiano de vino debe ir siempre de la mano de los mensajes de moderación que promueve el programa Wine in Moderation a través de la FEV en España y acompañado de evidencias científicas sólidas que pongan de manifiesto los potenciales beneficios de un consumo moderado en el contexto de la Dieta Mediterránea.

Por último, el nuevo presidente de la FEV se ha referido a otro de los grandes retos que deberá afrontar el sector en los próximos años, los efectos del cambio climático en el viñedo y en las producciones, cada vez más patentes con aumentos de temperaturas y fenómenos meteorológicos extremos que obligan a tomar medidas para mitigar y adaptarse a estos efectos en los viñedos españoles.

Torres ha subrayado que las empresas del sector vitivinícola están haciendo grandes esfuerzos en este ámbito, especialmente en lo que respecta a inversiones en energías renovables, y pueden ser parte de la solución al problema, pero ha pedido a las autoridades facilidades para la instalación y uso de estas instalaciones, así como eliminar obstáculos que dificulten el autoconsumo de energías limpias por parte de las empresas.

“Nuestro sector quiere ser parte de la solución y, de hecho, son muchas las inversiones previstas en bodegas a futuro en energías renovables, pero hay que dar facilidades a las empresas o, al menos, no obstaculizar ni impedir que se lleven a cabo estas inversiones”, ha concluido Torres.
(elmundovino)