Piel de la uva esencial para efectos cardioprotectores del vino tinto
Miércoles, 18 de Marzo de 2009
La presencia de un polifenol conocido como resveratrol es la clave que explica los efectos beneficiosos para la salud que tiene el consumo de vino tinto para la salud, especialmente sus efectos cardioprotectores, pero también anticancerígenos y antiinflamatorios.

Así lo ha explicado en Salamanca (España), Francisco Orallo Cambeiro, investigador del Departamento de Farmacología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Santiago de Compostela y una de los expertos mundiales en la investigación de este compuesto.

"Los efectos más destacados del resveratrol son los cardiovasculares, como uno de los principios activos que explican los efectos cardioprotectores del vino si se consume de forma moderada", ha indicado en declaraciones a DiCYT. Sin embargo, el segundo efecto más relevante en la actualidad es el de "antilongevidad", por lo que está en la cremas de belleza como factor que elimina las arrugas.

Las propiedades antioxidantes del resveratrol explican tanto los beneficios cardiovasculares como el rejuvenecimiento de la piel. Sin embargo, al igual que ocurre con otros compuestos polifenólicos del vino, cuenta con otras propiedades destacables, como el efecto anticancerígeno y antiinflamatorio. "Hay otros compuestos polifenólicos, como los flavonoides, pero de acuerdo con los estudios que hemos hecho en Santiago de Compostela, la estrella del vino que explica los efectos cardioprotectores es el resveratrol", afirma el experto.

En cualquier caso, uno de los aspectos más importantes es que este compuesto se encuentra principalmente en la piel de la uva. Aunque también está presente en muchas otras especies vegetales, no lo hace en la misma cantidad, y la forma de elaborar el vino tinto es esencial para que el resveratrol pueda trasladarse a esta bebida.

"La pulpa de la uva no lleva resveratrol, pero este compuesto llega al vino tinto por el proceso de elaboración", asegura. "En los vinos tintos, antes de iniciar la fermentación no se retira la piel de la uva, de manera que fermenta, se produce el etanol, que es el que disuelve y arrastra al vino el resveratrol, porque esta sustancia es muy poco soluble en agua", comenta. Sin embargo, en los vinos blancos, "normalmente se retira la piel de la uva antes de comenzar la fermentación, con lo cual, apenas pasa resveratrol", ha comentado Orallo, presente en Salamanca para participar en el III Simposio sobre plantas medicinales y compuestos naturales como fuentes de nuevos fármacos.
(todovinos.cl/agrodigital.com)

 
 
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
© todovinos.cl