Vendimia se adelanta por altas temperaturas y se prevé buena cosecha

La vendimia ha tenido significativas consecuencias para el sector viñatero en las últimas temporadas. En 2016 y 2017, las débiles cosechas provocaron un incremento en el precio de la uva vinífera, situación que se moderó con la buena producción del año pasado. De hecho, estimaciones de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) señalan que 2018 concluyó con un stock de 1.230 millones de litros, un aumento de 21% en comparación con 2017.

Algunas empresas del sector ya iniciaron el proceso de vendimia en los valles del norte del país -como Limarí- y en el sector costero de la zona central. En esos lugares predominan variedades de uvas blancas y destinadas a la elaboración de espumantes.

El enólogo jefe de Viña Undurraga, Rafael Urrejola, destacó que la cosecha de este año se ve positiva y con volúmenes similares o mayores que los del año pasado. “Aún falta el pesaje, que será este mes, pero los racimos no están tan pesados como lo que se anticipaba en la primavera. Ahora bien, de todos modos se ve bastante fruta”, sostuvo el profesional. Urrejola agregó que “las altas temperaturas del verano no han hecho daño, aunque hay que estar pendientes ante el riesgo de deshidratación de la fruta. Lo que sí han provocado estas condiciones climáticas es un adelanto de entre 10 a 12 días en las cosechas”.

Si bien los tiempos de la vendimia son distintos de acuerdo con la localización geográfica de los valles, habitualmente el proceso termina entre fines de abril y mediados de mayo con la cosecha de la variedad carménère , cepa que es considerada una de las joyas de la industria chilena.

El enólogo y director técnico de la Viña Miguel Torres, Eduardo Jordán, manifestó que el proceso productivo venía tardío por una primavera fría. Sin embargo, dijo que las altas temperaturas veraniegas aceleraron la cosecha en unos seis días en comparación con un año normal. “Hoy el viticultor debe ir, al menos, dos veces por semana a los campos. Las condiciones climáticas cambiantes obligan a que el profesional esté atento en el manejo del viñedo para evitar episodios de deshidratación u otros riesgos”, apuntó Jordán.

En todo caso, el enólogo expresó que la floración preveía un volumen incluso mejor que el del año pasado, pero con el tiempo los racimos no venían tan completos, por lo que la producción no será tan alta respecto de 2018. “Por ejemplo, en algunas plantaciones de uvas de la variedad país habrá un 10% menos de producción en relación a lo que se esperaba”, comentó.

Otra de las compañías que también debió adelantar sus cosechas fue Viña Ventisquero, ligada al dueño de Agrosuper, Gonzalo Vial. El enólogo de la firma, Alejandro Galaz, detalló que hay una anticipación de una semana a diez días en la cosecha de las variedades de uvas blancas. Por ejemplo, indicó que la empresa ya está cosechando la fruta plantada en el norte y la próxima semana esperan sacar sus variedades chardonnay en el valle de Casablanca.

“Se debe tener mucho cuidado con el riesgo de deshidratación de la fruta ante eventuales golpes de calor. El follaje también debe ser el adecuado para resguardar la planta”, sostuvo. En el ámbito productivo, Galaz señaló que “en meses pasados se veía más volumen, pero el rendimiento es parecido al de un año promedio y es de muy buena calidad”.

Pese al adelanto de la vendimia que está en proceso, los profesionales consultados desestimaron que se trate de un adelanto similar al de 2017, cuando gran parte de la industria se vio obligada a anticipar sus cosechas unas dos semanas de lo habitual, debido a los incendios que afectaron la zona central.

Rafael Urrejola, enólogo jefe de Viña Undurraga: “Las altas temperaturas del verano no han hecho daño, aunque hay que estar pendientes ante el riesgo de deshidratación de la fruta. Lo que sí han provocado estas condiciones climáticas es un adelanto de entre 10 a 12 días en las cosechas”.

Eduardo Jordán, enólogo y director técnico de Viña Miguel Torres: “Las condiciones climáticas cambiantes obligan a que el profesional esté atento en el manejo del viñedo para evitar episodios de deshidratación u otros riesgos. Las olas de calor pueden ser muy perjudiciales”.

Alejandro Galaz, enólogo de Viña Ventisquero: “Nosotros ya estamos cosechando la fruta plantada en el norte y la próxima semana esperamos sacar nuestras variedades chardonnay en el valle de Casablanca. El rendimiento de la vendimia actual se aprecia muy positivo”.
(economíaynegocios.cl/LuisMusquiz)