Los excelentes, estimulantes y provocadores vinos de JA Jofré

Desde hace un par de años que Juan Alejandro Jofré irrumpió en el escenario vitivinícola nacional con su propuesta de Vinos Fríos del Año, y desde entonces ha ido consolidando un estilo diferente, novedoso, estimulante y provocador con excelentes vinos que “te hablan”, también podríamos decir vinos “con contenido”.

Con el propósito de mostrar y degustar las cosechas 2017 de sus Vinos Fríos del Año, la semana pasada JA Jofré convocó a un grupo de periodistas especializados y sommelieres a la casona del fundo Sampierdarena, en Sagrada Familia (Valle de Curicó), para dar a conocer sus nuevos vinos y un par de ejemplares que hacen parte de un interesante proyecto que desarrolla junto al viticultor Renán Cancino y productores de uvas que buscan lanzar sus propios vinos.

En la histórica y remodelada casona de la familia Pons Raineri del fundo Sampierdarena, que también ahora es tienda de vinos, fueron degustados cinco vinos en total, tres de JA Jofré y otros dos del proyecto que este enólogo desarrolla junto a Cancino y productores de uvas.

Se inició la degustación en la terraza de la casona con un muy fresco, novedoso y provocador rosado a base de Garnacha y Petit Verdot (50/50), de interesante y rico cuerpo, muy aromático, floral y mucha fruta, y estimulante acidez.

Seguimos ya en la sala de cata con el ya consagrado Semillón de JA Jofre, que tiene un 25% de Sauvignon Vert y que desde su primera cosecha ha sorprendido en el marco de los nuevos semillón chilenos.

Como es característica del estilo de Jofré, este Semillón 2017 tiene un expresivo abanico aromático sin llegar a ser invasivo; y en boca llega con un rico y estimulante cuerpo, firme pero elegante que lo hace muy gastronómico; buena y equilibrada acidez. Un lujo este vino que se manifiesta, “te habla” y provoca a través de sutiles aromas y sabores.

Después fue la ocasión de degustar el ensamblaje a base de Malbec (55%), Tempranillo (25%) y Cariñena (20%), pura potencia en color, cuerpo y estructura, y al mismo tiempo muy fresco, ya que tiene sólo 11,5 grados, algo  característico de Jofré, hacer vinos de muy buena estructura y cuerpo pero frescos al mismo tiempo. Este vino tras algún tiempo en botella será un gran tinto, un tinto “con contenido” que habla de manera clara y manifiesta de la potencia y características de las variedades que lo componen.

Y vendrían entonces los dos vinos de productores de uvas que ahora están produciendo vinos en el marco del proyecto que desarrolla Jofré junto a Cancino. Es un proyecto de colaboración donde buscan mostrar el potencial y características de terruños a través de la producción de vinos singulares, con mínima intervención para privilegiar la máxima expresión de la fruta y el viñedo.

El primero de estos vinos a degustar fue el Pinot Noir “T3rzo” de viñedos de Capitán Pastene (Valle de Malleco) de Silvana Cavallieri, quien los heredó de sus ancestros italianos y tras recuperar los mismos se sumó al grupo de trabajo de Jofré, Cancino y el diseñador Ismael Prietp, encargado de desarrollar los conceptos y diseño de las etiquetas.

Este singular vino de Malleco es un exquisito Pinot Noir, de sutil potencia y cuerpo firme, rica expresión frutal, muy elegante en sus características de acidez, estructura y aromas y consistencia. T3rzo es producido por la tercera generación de la familia Cavallieri, en la persona de Silvana Cavallieri, quien se ha reunido junto al equipo de Jofré para lograr un refinado y a la vez simple Pinot Noir del sur de Chile. Un acierto este vino por su singularidad y extrema elegancia de sutil simpleza y equilibrio.

Finalmente la degustación sería del vino producido por los dueños de casa, la familia Pons Raineri: Triada, un Malbec que manifiesta la potencia de esa variedad pero al mismo tiempo con una frescura y frutosidad que agrada y sorprende. Consideramos que con algunos meses más en botella, este Malbec de Sagrada Familia desarrollará todas sus potencialidades de manera equilibrada y gran elegancia, lo que lo hará un vino de cuerpo firme, taninos muy presentes pero “domados” y redondos.

Tras la degustación de estos cinco vinos que dieron una grata sorpresa por su singularidad, quedaría tiempo y paladar para otra sorpresa: catorce pasos en la degustación de diversos jamones, embutidos y quesos ibéricos de mano de Jaime Sartorius, un español viajero avecindado hace años en Chile que se ha especializado en el corte y presentación de una rica y variada diversidad de productos de su tierra natal, Extremadura.

Además de la excelencia de sus productos, el trabajo de Sartorius es también digno de destacar por el destino que le da a parte importante de los recursos que recauda con su empresa www.lasbellostas.cl

Este viajero se dedica a la creación de escuelas-granjas en Chile y otros países, a través de su organización Escuelas de la Vida.

Es muy placentero encontrarse con proyectos como los de Juan Alejandro Jofré, tanto en la producción de sus vinos como en la nueva iniciativa de impulsar la producción de vinos junto a productores de uvas, buscando siempre estampar en esas botellas la tierra y los viñedos de procedencia.

Producción de vinos en pequeña escala que busca la excelencia sin alardes ni estridencia, sino dejando que los propios vinos hablen, entreguen su contenido, nos trasladen a los terruños de donde vienen sus frutas y gentes que trabajan para ello. Sin duda una muy recomendada experiencia probar estos vinos tanto por su gran calidad y singularidad, como por los nobles propósitos que están tras sus productores.

(Los vinos de JA Jofré se encuentran en tiendas El Mundo del Vino)

(Alejandro Tumayan – todovinos.cl)