Pesticidas en los vinos de Burdeos, pero ahora menos

Los vinos de Burdeos siguen conteniendo pesticidas, pero tres veces menos que los registrados en las pruebas que se llevaron a cabo en 2013, según ha informado el 27 de diciembre la organización de consumidores franceses Union Fédérale des Consommateurs-Que Choisir en el último número de su revista.

Según estos datos, se han investigado 177 moléculas en 38 grandes vinos, ‘crus classés’, de Burdeos de la añada 2014 y dos vinos no pertenecientes a esa clasificación de los mejores, uno de 2014 y otro de 2015.

“La mayoría de las botellas que hemos analizado están contaminadas y contienen entre una y seis moléculas”, precisa la información.

“En total, 11 compuestos químicos de síntesis diferentes han sido detectados”. Según la organización, “tan sólo tres botellas se salvaban totalmente (Château Durfort-Vivens, Château Pontet-Canet, Château Clerc Milon) y otras contienen rastros tan pequeños que no son cuantificables (Château Beychevelle, Alter Ego de Palmer, Château Malescot Saint-Exupéry)”.

Prosigue la revista de la UFC: “Tres botellas sin residuos de 40 examinadas: esos resultados pueden parecer inquietantes. Pero son más bien reveladores de que se han hecho esfuerzos en ese terreno”.

En 2013 un ‘test’ con 92 botellas procedentes de toda Francia había demostrado “una contaminación general de los vinos”. Continúa la organización: “Los procedentes del Suroeste no estaban mejor: se detectaron 33 moléculas diferentes, dos de ellas prohibidas en Francia. Tres veces más que ahora”.

Además, hace cuatro años las botellas contenían “un promedio de 268 microgramos/litro de residuos”, dice la UFC. “Aunque ese cálculo tiene poco significado toxicológico, sólo podemos alegrarnos de ver que ese promedio ha descendido hasta los 91 microgramos/litro”.

Las moléculas detectadas no son ni carcinógenos, ni mutágenos, ni reprotóxicos, ni consideradas como perturbadores endocrinos, con excepción de la Iprodiona, un fungicida presente “en muy escasa cantidad” en tres vinos (Château Prieuré-Lichine, L’Héritage de Chasse-Spleen, Mouton Cadet), según precisa la UFC-Que Choisir. Para el conjunto de los vinos analizados no se ha detectado “ninguna superación de los límites máximos autorizados de residuos”.
(elmundovino/afp)