Los sabores de Sergi Arola en El Barrio de Chris Carpentier

Más allá de sus participaciones en programas de televisión, los vínculos entre los chef Chris Carpentier y Sergi Arola se remontan a muchos años atrás, pues cultivan una amistad que comenzó cuando Arola tenía su restaurante en el The Ritz Carlton Santiago, y antes de que Carpentier irrumpiera en la pantalla chica.

Esa amistad ahora se ha plasmado en la sociedad de presentar sus platos de manera conjunta (pero no revuelta) en el restaurante El Barrio de Chris Carpentier, donde acaba de debutar la nueva carta a cuatro manos, pero cada uno de manera independiente.

Claro, porque la nueva carta de El Barrio contempla preparaciones de Sergi Arola y Chris Carpentier por separado, incluso en la misma carta ocupan páginas diferentes con Menú Fiesta de Arola y Menú Barrio de Carpentier.

En su primera semana de debut de esta carta fuimos a El Barrio y probamos los platos de Sergi Arola, y lo primero que hay que decir es: que bueno que volvieron los sabores de este chef catalán a Chile, pues sus preparaciones tienen mucha identidad, sabor, sazón y personalidad, siendo una sabrosa y rica experiencia gastronómica sin elevarse a alturas conceptuales, sino, de manera consistente, Arola propone, desafia y deleita con su cocina, transmitiendo también una simplicidad que se centra en los sabores, con potencia y personalidad sin que se desfigure la esencia de los ingredientes. No por acaso este cocinero catalán ha ganado varias estrellas Michelin en Europa.

Comenzamos la cena con las ya tradicionales Patatas Bravas Arola, con estimulantes sabores para iniciar con una rica acidez que abre el paladar para lo que vendrá.


Después Portobello, finas láminas de zetas con vinagreta de trufa con queso parmesano. Magnífico, muy sabroso y elegante a la vez. Seguimos con otro picoteo, Berenjenas “a la llama”, ahumadas, preparadas con una reducción de balsámico y piñones tostados.

Un platillo con su estilo muy marcado que le da el ahumado, o sea, si te gustan las verduras ahumadas te va a encantar, de lo contrario, mejor saltarlo, hay muchas opciones.

 

Lo que vino a continuación era de una gran elegancia en sus sabores y presentación, con aromas estimulantes e intensos: Calamares en bollos caseros de pan de tinta, con mayonesa y un toque de mermelada de limón. Muy sabrosos y sutiles.

Seguimos con un platillo de mucha potencia y sabor, Alitas de Pollo Kimchi, marinadas y fritas con una salsa “kimchi” coreana y cebollín picado. Puro sabor y rico picor, buena textura y una salsa casi adictiva.

De fondo un Arroz de Mar y Montaña, preparación que recuerda los platos similares valencianos pero aquí con más potencia y personalidad. Arroz en su punto, con pollo, panceta de cerdo, ostiones y jaibas. Muy sabroso y un provocativo picor que se dilata gradualmente y te invita a seguir atacando el plato. Muy bueno.

La noche la terminamos con dos postres: Piña colada, piña pelada, confitada y laminada en carpaccio, con un almíbar de Malibú y menta, helado de coco e hilos de menta. Muy refrescante y con interesante abanico de sabores y aromas, pero el otro postre fue el que me cautivó. Nuestro Cheesecake: Crema de mascarpone, frutilla reducida en una crema helada y copos de feuillete. Delicioso, delicado y “enviciante”.

Muy bien por el regreso de Sergi Arola y su cocina a Chile, es un chef que entrega propuestas interesantes y muy sabrosas, con elegancia y sencillez a la vez, hace recorrer de manera estimulante distintas facetas de nuestros sentidos.

Ya estoy cuatro meses en Chile, y estoy viendo la posibilidad de poder pasar medio año aquí y los otros seis meses en Europa, nos dijo Arola esa noche, transmitiendo su voluntad de seguir consolidando sus lazos y vivencias en Chile. Que así sea entonces, para tener Arola de manera permanente e ir conociendo cada vez más sus distintas facetas en el abanico de su propuesta gastronómica.

(Alejandro Tumayan / todovinos.cl)
 
Restaurante El Barrio
Alonso de Córdova 4263 – Vitacura
email: info@elbarriochriscarpentier.com
Tel: +56 9 54683531